Mundo de Letras

RSS
Jun 8

Nunca jamás pienses que te puedes enamorar de una chica que escriba. Tampoco la escuches o prestes mucha atención a lo que dice. Enamórate de una simple, sencilla y que tenga mala ortografía, ella te dará alegría sin sabor, de esa que no despierta emoción. En cambio, una chica que escriba, sería capaz de narrar la historia más aburrida y hacerla parecer divertida, interesante, ocurrente. Esa que escribe hasta en una servilleta, será capaz de moverte algo más que el piso.
Sal con una chica que solo se preocupe por su aspecto, te vendrá bien en todas esas fotos y reuniones del trabajo. Tu mamá dirá que podrán tener hijos hermosos y que ella se dedicará a cuidarlos cuando llegue el momento. Una chica que escribe, en cambio, podría hacerte pasar momentos incómodos cuando decida reírse de alguna tontería en la calle, cuando recuerde algún cuento o cuando decida ser ella misma en alguna fiesta y convertirse en una persona interesante llena de cuentos y aventuras que solo conoce por las páginas que escribe.
Disfruta de tu vida con una chica cualquiera, sencilla y simple. Tendrás una vida sin preocupaciones y sin montañas rusas emocionales. Siempre sabrás qué esperar y cómo, disfrutarás del sexo matutino en la única posición que sabe, porque de todas maneras sentirá placer y tú también. Deja de lado a aquella chica que escribe, atrevida y oculta detrás de sus letras. Esa que es capaz de mostrar su lado más salvaje cuando se siente cómoda y aceptada porque será ese, aunque no lo creas, su momento de mayor sensualidad.
Ella, la chica que escribe, que lee, que disfruta, que crea historias será un reto. Mantenerla a tu lado no será cuestión sencilla. Disfrutará, probablemente, del cine “raro” y preferirá comprar libros que vestidos, pero aun así podrás encontrarla un día vistiendo solo sus lentes y algún libro que le guste porque así se lee mejor. Cuando nada te incomoda. Cuando solo la piel te acompaña. En cambio, aquella chica que no escribe ni siquiera un papel para decirte que la esperes, será mucho más fácil de mantener, llévala a fiestas ruidosas y llenas de gente plástica que solo asiste a aquellos lugares para que el ruido de la música les impida escuchar la tristeza de sus pensamientos.
Conquista a una mujer que no escriba, ella será fácil a la hora de consentirla y hacerle regalos, para ella será solo cuestión de rosas y chocolates, sin esperar más allá. Piensa que, si te enamoras de una que escribe, deberás buscar libros, tulipanes, chocolates diferentes, obras de teatro o sencillamente una tarde en un parque. Para ella cualquier regalo podría ser especial, pero no sabes qué es «cualquier regalo» porque sabes que ella retará tu creatividad.
En fin, enamórate. Enamórate de la que irrumpa en tus sueños cuando menos lo esperes, enamórate de esa que te rete. Conquista a esa mujer que, sin darse cuenta, ya entró en tu cabeza y no la puedes ni quieres sacar. Enamórala porque te la imaginas en tu casa, contigo a tu lado. Enamórala con frases inesperadas, con música que te conecte a ella, con deseos y mensajes que llegan a deshora solo para recordar que la extrañas. Enamórense.
Pero si descubres que ella es mucho para ti porque reta demasiado tu mente, corre a buscar a la chica que no escribe, pero antes déjale una nota a quién te robó el pensamiento para que esté enterada que será pronto el momento de colocar punto final a otra historia. Y si el caso es contrario, si descubres que tu vida está al lado de aquella que escribe, corre con un ticket del metro y un mensaje, entra en su biblioteca y déjaselo en el libro de turno, ¡Sorpréndela sin mentirle!

-

No te enamores de una chica que escriba. (Escrito por Laura Solórzano)

(Source: dulceabril)

Jun 7

¿Qué significa ser escritor? ¿Qué intenciones tiene un personaje cuando se sienta frente a una maquina de escribir? ¿Por qué se escoge dicha profesión? No hay respuestas, no hay letras que logren describir el porqué, un personaje decide llenar una hoja de papel con tinta o decide desnudarse frente a un lector, simplemente no se sabe, pero este que lo lee comprende que el autor está desahogándose, está compartiendo, no solo un cuento, una historia, se está compartiendo así mismo, no me manera física, si no más bien sentimental, y todo esto lo hace a través de unas palabras mágicas que tocan el alma del lector, unos verbos que son capaces de enredar a este entre términos y señales, pero seguramente hay una pregunta ¿Qué relación hay aquí? Simple, un querido escritor se desviste en letras, frente a un leedor que espera vestirse de ellas, al mismo tiempo convirtiéndose en el personaje principal, de la historia, ahora aquel lector es la historia, es el autor ¿A dónde se quiere llegar? Se quiere llegar a encontrar la respuesta al porqué, una persona se dedica toda su vida a ser escritor y la hipótesis más cercana es: El escritor se dedica a vagar en el mundo de la hoja de papel para sobrevivir de su soledad, de la soledad que abarca a cada ser humano, de aquella soledad que tiene a una persona contra la pared, es esta misma que estrella contra la realidad a toda la gente, a todo ser viviente, pero aquí la diferencia, es que el único que tiene la capacidad de lidiar, convivir con ella, es un escritor ¿Y por qué es el único? Porque tiene el coraje, la valentía o como lo quieran llamar, de enfrentar a la soledad y escribirle, es el único capaz de dedicarle párrafos enteros y de convertirla en inspiración. No es necesario un Whisky, un cigarro o un amor no correspondido. Solo cohabita con la soledad y tendrás durante toda la eternidad las letras necesarias, para distraerte. 

Ya no tengo rastro de él en mi cuerpo. He borrado todos los dibujos que realizó con su lapiz en mi piel, quité la tinta de esfero, limpie las huellas que dejo con su roce de dedos, borre de cada rincón cada caricia, beso. Cambie de lugar los recuerdos para no tropezar con ellos. guarde los ¨Te extraño¨ o ¨Te quiero ¨ lave mentiras y colgue verdades para que se secaran. Saque momentos, palabras y pensamientos…Hablo de alguien que no sé quien es, porque no recuerdo. 

May 1

Estuvo dos semanas, deje que se quedara, catorce días y ahora parece que estuviese lamentandome por un año, qué equivale a trecientos sesenta y cinco días ¿Qué pasó? Nuevamente mi alma esta desorganizada, el cajon que tenia seguro, lo he encontrado abierto, los sentimientos escaparon… 

May 1

Desapareceré, advierto, me ire a compañada de letras, a viajar, quiero conocer el mar, pintarlo un poco, tal vez de amarillo, para crear un verde ¿Pero cual es el punto? Irme, sentarme en una playa y observar el cielo, tener tacto con la arena ¿Cual es mi objetivo? Vivir. 

May 1

El tren.

El tren esta a punto de partir, las maletas se encuentran listas y llevo en uno de los bolsillos mi libro favorito. Creo que estoy preparada para irme, para subir a ese tren, disfrutar de una buenas letras y un buen viaje. Depronto siento que me falta algo y lo peor es que sé que es, me falta él, no puedo irme dejandolo todo, así que pido que por favor me esperen un momento y salgo corriendo a  buscarlo. Me dirijo hacia la biblioteca que siempre frecuenta, y sí, se encuentra en este lugar, atrapado por aquellos libros de drama e historia. Me acerco por la parte de atras y sin que pueda tocarlo, me dice- Crei que ya te habias ido. Quedo algo perpleja, pero igual le respondo- Senti que no podia irme sin ti, se voltea, me mira por un momento llegando a tal punto de intimidarme, susurra- No puedo ir contigo, has perdido el tiempo al venir, apartó la mirada y susurrando tambien respondí - No perdi el tiempo, al menos tenia que despedirme y decirte lo que siento ¿y que sientes? Me pregunta interrumpiendome. Le respondo con un suave tono -Siento que te amo, qué eres el amor de mi vida aunque ya hace un año no estemos, siento que siempre te amare y ahora que puedo, te digo que nunca quise perderte, qué cada noche soñe contigo, pero me despertaba sin ti, qué siempre te escribi e intente buscarte, pero desapareciste y qué me alegra que hayas dejado huellas, porque si no, hoy no podria estar aquí diciendo estas palabras, mientras el corazon se arruga porque no se quiere ir, pero supongo que ahora dire adiós, ya que hace un año no pude, no quise, solo me fui, el problema de este adiós, es que ahora si me voy y muy lejos. Depronto me solte a llorar. El me atrapo en sus brazos y con cara de trisiteza respondio- Nunca me perdiste, fue al contrario, nunca pude olvidarte, pero crei que eras relevante a eso, así que decidi desaparecer, dejando rastro con la esperanza de que me encontraras, y sí, me has encontrado, pero ya es tarde. Levante la mirada y le pregunte, ¿Por qué? ¿Acaso ya no me amas? Rie un poco y dice-Mujer te amo con el alma, con los sueños, pero esto ya no se puede, hay heridas sin cerrrar, un pasado que nos persigue, un karma, otra vida; estar lejos es lo mejor para los dos… 
El tren sono avisando que ya no podia esperar más, ojalá pudiese describir aquel sonido que decia que era hora de ir, más bien lo podría interpretar como un chuku, chuku qué insinuaba la despedida.En un instante solo se me ocurrio darle la mano y decirle adiós. Lo deje ahí mirando como me iba, debio detenerme, pero tenia razón, era tarde. Seque mis lagrimas y volvi al tren, subi con melancolia de no tenerlo en ese momento conmigo, pero con alivio de haberlo visto una última vez, ciertamente esperaba que no fuese la última, pero mientras tanto, debia estar en ese tren que me conduciria a unos nuevos carriles. 

Creo en los cafés, en el diálogo, creo en la dignidad de la persona, en la libertad. Siento nostalgia, casi ansiedad de un infinito, pero humano, a nuestra medida.

- Ernesto Sabato (via avenidadelospoetas)

(Source: lasperrasnegras)

Vals

Yo quería estar, quería quedarme a danzar una pieza más de baile contigo, ese vals que tanto nos prometimos, pero nos sentamos a esperar, cuando quisimos compartir los pasos, entonces acabo la tonada y nuestro tiempo terminó, ahora cada quien va en un camino diferente, en busca de otra melodía, con el encuentro de un personaje distinto, tal vez tratando de formar una nueva coreografía, tal vez intentando hacer eso, cambiar de piruetas, de canción. Estamos de rumbo a otro lado porque ya esta tarde para los dos, porque no supimos llevarle el ritmo al otro en bailes anteriores, porque en vals pasados, nos dedicamos al zapateo y mis pies, los tuyos, terminaron desgatados, agotados y ahora, solo queda desearle un buen bailete al otro, una buena pareja y buen caminar. Aquí ha terminado nuestro valsar

Quedate ¿Sí? No te vayas, te quiero a mi lado, querido mio, abrazame, quiero sentirme una vez en tus brazos ¿Por qué irte? No es necesario, ven, mirame y besame, dime de nuevo cuan enamorado estas, pero por favor, no me dejes ir…

myself-my-reality:

-¡No me entiendes, no sabes como me siento! -Él se acerco a ella y la abrazo, simplemente la abrazo-.